EL EDÉN DE LAS ILUSIONES: 2011

Alcemos el alma y la voz

Alcemos el alma y la voz
Entre todos alcemos el mundo, para hacerlo mejor

domingo, 9 de octubre de 2011

AMISTAD...


Amistad

La amistad es el arte de olvidarse por completo de uno mismo.
Para llegar a conocer la personalidad y el carácter de otro también hay que olvidarse de todos los deseos y las necesidades egoístas.
La amistad es aprender a aceptar a una persona, no por lo que es exteriormente, sino por lo que revela desde adentro.
 
Es fortalecerse con las cualidades halladas en un amigo y las experiencias mutuamente compartidas.
Es aprender y llegar a preocuparse por una persona hasta el punto de sufrir cuando ella sufre y de sentir su alegría cuando llega.
 
La amistad es estar dispuesto a dar sin pensar en recibir nada a cambio, a prestar tu apoyo cuando el otro esta débil, a darle tu sonrisa cuando el ha perdido la suya.

La amistad es la fusión de dos almas individuales para formar un espíritu completo, con un lazo común de amor y abnegación.
 
El arte de la amistad, en su forma mas básica, es amor solicito.

Peldaños para una verdadera devoción a María.


Padre Tomás Rodríguez Carbajo 

Una auténtica devoción a María supone un ascenso en la vida espiritual,
 ya que en la medida en que amamos a María, estamos amando a Jesús,
 a quien Ella siempre nos encamina.

1.- El primer peldaño que hemos de subir está apoyado en un sólido fundamento: En el amor a María. Si no hay amor en el cristiano,
 no hay fundamento en su vida hacia Dios, pues,
San Pablo en 1 Cor. 13, 1 ss nos lo advierte: Ya puedo tener todos los carismas,
riquezas, bienes... "si no tengo caridad, nada me aprovecha" (v. 3).


Amor cristiano, que tiene su fundamento en Dios,
quien fue el primero en amar (1Jn. 4, 19).
Mi correspondencia a este amor me lleva a amar a todos los que Dios ama,
y hemos de reconocer que el primer puesto entre las criaturas
está reservado para María, la predilecta de Dios,
quien tuvo el privilegio de estar siempre inmune de pecado
 por ser la elegida para ser la Madre del Verbo Encarnado.
El amor que le tiene Dios es razón suficiente, para que yo la ame,
pero además hay otra de gran peso, y es que es ni Madre.
 Cristo me la ha entregado en el momento culminate del Calvario,
 allí donde del "costado de Cristo nace la Iglesia".

María no es sólo la Madre de Jesús de Nazaret,
 también lo es del Cuerpo Místico de Cristo.
 Con gran entusiasmo fue acogido en el discurso de Pablo Vl,
el 21 de Noviembre de 1964 en la sesión de clausura de la tercera etapa
conciliar la proclamación de María Madre de la Iglesia: "Nos proclamamos a María Santísima "Madre de la Iglesia", es decir, de todo el pueblo de Dios,
 tanto de los fieles como de los pastores, que la llaman Madre amorosa,
y queremos que desde ahora en adelante sea honrada e invocada
por todo el pueblo cristiano con este gratísimo título".
Esta razón de que María es mi Madre tiene peso sobrado, para que la ame,
 aparte de otros motivos de muchísimo peso ya mencionados.
2.- El segundo peldaño basado en el anterior es el de la veneración.

A María la invocamos con títulos,
que implican en nosotros un gran respeto y veneración
por lo que Ella es y por el papel necesario,
que ha ocupado en la obra de la redención llevada a cabo por su Hijo,
le decimos: "Arca de la Alianza",
 "Templo y Sagrario de la Santísima Trinidad".


La humildad no tiene por qué estar reñida con la verdad,
de ahí que María proféticamente haya reconocido que iba
a ser objeto de veneración por parte de sus hijos fieles,
así nos dijo en el Magníficat: "Me llamarán Bienaventurada todas las generaciones".
(Lc. 1, 48).
Abriendo las páginas de la historia de la Iglesia,
 en todas las épocas, tiempos y lugares donde prendió la fe cristiana
allí brotaba el reconocimiento de las maravillas,
 que Dios había hecho con una simple criatura humana elegida por El,
 para que fuera su Madre.
Esto lo atestiguan de manera muy plástica las ermitas,
 iglesias, catedrales, santuarios dedicados a honrar a María,
como las innumerables imágenes,
 que están diseminadas por todos los lugares de culto,
de casas de formación religiosas, de colegios, de hogares cristianos.
 Son incontables las fiestas, romerías, novenas,
 procesiones celebradas para honrar a María.

3.- El tercer peldaño basado en la veneración y en el amor está en la invocación.
Las limitaciones y necesidades humanas, juntamente con los peligros,
 que nos rodean, nos hacen levantar los ojos hacia María,
"la Omnipotencia Suplicante",
 quien tiene "vara alta" delante de su Hijo.
D. Bosco decía: "Cuando María ruega, todo se obtiene, nada se niega".

Ningún hijo bien nacido niega a su madre nada de lo que esté a su alcance.
Qué decir cuando se lo pide la mejor de las Madres al mejor
de los Hijos en favor de sus hijos necesitados,
que se encuentran en "este valle de lágrimas".

A María se le invoca:
.- para que nos consiga gracias y favores de su Hijo,
.- para que nos ayude a agradecer los favores recibidos,
.- para alabarla y bendecirla por lo que Dios ha hecho en "la esclava del Señor".
La invocan los niños, los jóvenes, los adultos y los ancianos,
los sanos y los enfermos, los ricos y los necesitados,
 los sabios y los ignorantes,
 todos los cristianos conscientes del papel de María en sus vidas
 se ven impelidos a rezarle "ruega por nosotros pecadores
 ahora y en la hora de nuestra muerte".

4.- El Vaticano ll nos pone un cuarto peldaño (L.G. n 66), es la imitación.
La verdadera devoción no se reduce a un sentimentalismo,
ni simplemente a invocarla o venerarla, debe llevarnos a una imitación.
María, que es ejemplo y modelo de todas las virtudes,
quiere para nosotros lo mejor, por eso nos encamina siempre hacia Cristo,
pues, nos repite constantemente la invitación de Caná: "Haced lo que El os diga"(Jn. 2, 5). Ella fue siempre fiel en llevar a la práctica la voluntad de Dios, aunque no la entendiera, pero por la fe aceptaba cualquier insinuación que conociera venida de Dios.

Para cualquier hijo es un título de honra el que le digan: "Te pareces a tu madre",
 también lo es para un cristiano el que le digan que se parece a María,
pues, en la medida en que ama e imita a María,
en esa misma proporción está amando a Cristo.
Subiendo por estos cuatro peldaños,
 llegamos a la cima de la verdadera devoción a María.

Haciendo limpieza.



Haciendo limpieza

Recibí la noticia de que vendrá mi prima de vacaciones
a pasar unos días en casa; inmediatamente empecé los
preparativos para recibirla como merece....

Según yo, siempre tengo la casa limpia y me admiro
cuando llego a una casa y está sin barrer; mis hijos ya
saben que si al llegar yo a casa encuentro algo fuera
de su lugar, explotó inmediatamente....
Bueno volvamos a lo de la limpieza de casa,
 a pesar de que aparentemente tengo la casa limpia
decidí hacer aseo general...

Y cuál fue mi sorpresa al ver que tenía basura acumulada,
cosas inservibles, polvo en los rincones,
papeles sin importancia ocupando espacio, etc...

Y entonces se me vino a la mente que si así tenía mi casa,
a la mejor así tenía mi alma y conciencia, según yo
aparentemente tranquila y limpia; sin perder más tiempo
 también me he propuesto hacer limpieza general y profunda...

Empiezo por revisar cuidadosamente cada espacio
de mi interior, para encontrar todo aquello
que es inservible y nocivo.

Inmediatamente tomé el plumero para sacudir
todos los rincones que estaban cubiertos
con polvo de olvido y frustraciones....

Luego paso a revisar los cajones de mi corazón
 que sirven para guardar recuerdos; tiré todos
las experiencias amargas, todo rescoldo de aquel
resentimiento que aún se encontraba por ahí...


Descubrí algunas manchitas en mi alma, producidas
 por sentimientos negativos como el odio y el orgullo,
 las lave con delicadeza y empeño; utilizando jabón de perdón
y enjuagando con abundantemente agua de humildad....


Vi que en mi corazón había algunas grietas causadas
por las desilusiones, entonces también decidí darle una
resanadita con una mezcla de ilusiones y esperanzas...

Luego me puse a barrer minuciosamente,
 cuidando de no dejar ni la más mínima mancha de polvo;
era necesario para que quedará mi alma limpia
de toda mezquindad...

Planché con sumo cuidado mi alma, por si había
quedado alguna arruguita provocada por la duda
o desconfianza, la deje impecable....

Me quede asombrada al final de mi tarea:

-Cuánta basura tenía dentro de mí!......viejos resentimientos,
 amarguras, frustraciones, cosas que según yo
había olvidado y seguían ahí ocupando espacio,
 impidiéndome llenarme de amor........

Hoy me siento más liviana, más libre,
en mi mente y corazón hay más espacio para el amor....

Y como no quiero mi alma ensuciar tomaré
 algunas precauciones:

Me vacunaré contra todo sentimiento mezquino;
 con una buena dosis de esperanza, ilusión,
confianza, humildad y sobretodo de amor...

Sembraré en mi corazón un jardín de flores de amistad,
solidaridad, ternura, impidiendo así que crezca la mala yerba...

La tarea mas ardua que tendré es aprender a dominar
mi carácter, que ha sido el causante de que tuviera tanta
basura en mi interior..... Se que lo podré amansar, pues a pesar
 de ser como un fuerte toro, tengo a mi mejor entrenador para lograrlo: DIOS.......

Y ustedes amigos....cuando hacen limpieza general?

Lo ven amigos yo ya hice limpieza...espero que todos aqui lo hagan...
Publicado por Comunidad Catòlica Tiberìades    Etiquetas: MEDITACIONES

Dios te bendiga.

Reflejo de mujer.

"La tierra parece desfallecer, agotada se derrumba a nuestros pies.... y el horror que nos produce el 20110315212940-reflejo-de-mujer.jpgestruendo de su caída, converge con un eco de dolor en nuestro interior, sin que la distancia disminuya su grito.
 Es un duro reflejo que dota de distinto significado a lo que la mayoría da por llamar prosperidad" Imposible olvidar.... Perder la calma, perder mi reflejo mojado, profundo, contemplar la seguridad del agua que limpia cualquier pesar con solo escucharla.
La corriente que arrastra esos momentos difíciles, rio abajo, hasta que se disipan de mis pensamientos.
 Y ese olor a lluvia amarrado a mi piel, fundiéndose en la camiseta que me viste, ese olor que rescato de mi interior en estos días, cuando ya no queda apenas agua con que saciar mi sed de esperanza, calma mi acelerada respiración, hasta convertirla en un remanso.
 Se impone continuar. Y lo hago, dejando mi reflejo olvidado en un rio cualquiera.
Brisa

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Dame tiempo Señor...

DAME TIEMPO SEÑOR... Dame tiempo Señor para que el mundo, la enfermedad y los agobios de la vida no me aparten de Ti. Dame tiempo Señor para gozar y recrear mi alma en tanta belleza gratuita como me has regalado. Dame tiempo Señor para contemplar los campos, saborear el agua, oler las flores y mirar las aves del cielo. Dame tiempo Señor para seguir tus huellas y ojalá mi torpeza no las haga borrar. Dame tiempo Señor para adorarte, alabarte y gozar de Ti. Dame Señor tu tiempo para crecer en santidad, muriendo cada día un poco más. Dame Señor tu tiempo y enséñame Maestro a caminar por donde Tú caminas. Dame Señor de tu agua viva para colmar mi sed de Dios. Publicado por Comunidad Catòlica Tiberìades

Los angeles.


Photobucket
Un verdadero amigo..... 

Quién descubra .....

Quién descubra .....

Amigo es aquel .....

Amigo es aquel ...... 

El don que nos dejó Dios

Photobucket

Amigo no es .....

Amigo no es .....


Un amigo es .....

Un amigo es .....
Photobucket

La verdadera amistad .....

La verdadera ..... 

Amigo es .....

Amigo es...

Los amigos son .....

Image hébergée gratuitement chez www.imagehotel.net hébergement de photos et d'image

Amigo no es .....

Image hébergée gratuitement chez www.imagehotel.net hébergement de photos et d'image

Los amigos....

Los amigos 1


La amistad.....

Image hébergée gratuitement chez www.imagehotel.net hébergement de photos et d'image

viernes, 16 de septiembre de 2011

Dios está en todas partes.

encuentro con Dios.

correo

PAGADO EN EL CIELO...


Pagado en el Cielo
Autora: Zenaida Bacardí de Argamasilla 
El alma de la vida no esta en las computadoras, sino en los sentimientos.
El corazón del mundo no está en la técnica, sino en el amor.
El progreso del universo no esta en las maquinitas de hacer, sino en los valores del hombre.
La vida no es la ciencia, sino el descubrímiento que hace cada uno en su interior.
No mueve la máquina, mueven las creencias. No vence el músculo, vence la fe.
No basta pensar, hay que sentir.
No basta sentir, hay que actuar.
No basta actuar, hay que superarse.
Lo que dejamos en el camino es fermento, lo que enterramos es la semilla, lo que cultivamos es fruto, lo que rindamos es negocio.
Pero pagado en luz, pagado en amor...¡pagado en cielo!

DIEZ CONSEJOS PARA VIVIR EN CRISTIANO...



Diez consejos para vivir en cristiano

1. No presumas de "cristiano", vive como buen cristiano. Sé humilde. Reconoce que todos necesitamos el perdón y la misericordia. El tercer milenio del nacimiento de Cristo es una buena oportunidad para renovar nuestras actitudes cristianas.
 
2. Agradece a Dios la fe que tienes. Dedica, cada día, unos minutos a hacer oración. Ten un plan de vida de piedad. Lee algún libro de formación cristiana.
 
3. Valora el hecho de ser cristiano y católico. Alégrate de ser hijo de Dios y ciudadano del Cielo. Renueva tu fe, recita despacio el Credo, reza el Padrenuestro.
 
4. Tomate en serio la misa del Domingo. Se dice que "primero es la obligación que la devoción"; pues no olvides que nuestra primera obligación es con Dios.
        Vivirás como buen hijo de Dios unido a toda la familia cristiana.
 
5. Confiesa tus pecados. Nadie es del todo bueno. Atiende la llamada de Dios que nos ofrece el perdón, la renovación interior, la alegría de la salvación. Ve a la Iglesia, confiesa tus pecados al sacerdote y recibe el gozo del perdón de parte de Cristo y del Dios salvador.
 
6. Invoca a la Virgen para que te ayude a creer en Jesucristo con amor, con fidelidad, con fortaleza, con coherencia. Ella es madre y modelo de los discípulos, de la Iglesia entera. Jesús la preparó para que fuera la madre espiritual de todos sus hermanos. Acude a Ella con confianza de hijo.
 
7. Vive mas sobriamente. Confórmate con lo que tienes. Frena las ambiciones y los caprichos. Piensa en los que tienen menos que tú. Ayúdales con tu tiempo y con tu dinero. Con tu amor.
 
8. Habla de Jesucristo a tus amigos, a tus vecinos, a tus compañeros de trabajo. Háblales de la bondad de Dios, de la esperanza de la salvación, de la posibilidad y la alegría de ser cada día un poco mejores amando a Dios y haciendo el bien. Sé apóstol.
 
9. Cumple tus obligaciones de cada dia con amor, con alegría, con el gozo de ayudar a vivir a los demás y de ir construyendo un mundo de fraternidad y de esperanza.
 
10. Ama a todos. Defiende y protege la vida, desde la concepción hasta la muerte. Ponte a favor de cuantos necesitan nuestra ayuda. Da gracias a Dios por haberte llamado a colaborar con Él en la construcción de un mundo mejor.

lunes, 5 de septiembre de 2011

Gracias a mi enemigo...

El rey y el bien.


El rey y el Bien

 El rey y el bien Érase una vez un rey que, oyendo de la existencia de un sabio, lo mandó traer para que fuera su consejero. Comenzó el rey de llevarlo siempre a su lado y consultarlo sobre cada
acontecimiento de importancia en el reino. El consejo principal del sabio era siempre: "Todo lo que pasa es siempre para bien". No paso mucho tiempo antes que el rey se cansara de oír la misma cosa una y otra vez.

El rey amaba cazar. Un día mientras cazaba, el rey se dió un tiro en un pie. Presa de su dolor, se volvió hacia su consejero - siempre a su lado-- para pedirle su opinión. Y el consejero respondió como siempre "Todo lo que pasa es siempre para bien."

Se sumo su coraje a su dolor, y el rey ordenó la prisión para el consejero.

Esa noche, el rey bajó a la prisión para ver al consejero, y le preguntó que sentía acerca de estar en la cárcel. El consejero respondió como siempre: "Todo lo que pasa es siempre para bien." Esto sólo enfureció más al rey y dejó al sabio en la prisión.

Un mes más tarde, salió el rey otra vez a cazar. Pero se fue demasiado adelante de sus acompañantes y fue capturado por una tribu hostil. Los nativos lo llevaron a su pueblo para ser sacrificado para los dioses. Por sus tradiciones, solamente ofrendas perfectas son aceptables a los dioses y el rey parecía un espécimen excepcional.

Pero el próximo día, cuando llegaron los nativos para llevarlo al sacrificio, al inspeccionarlo descubrieron la cicatriz en su pie y tuvieron que rechazarlo para el sacrificio. Lo soltaron y se fue como flecha para su reino - dándose cuenta de lo que le decía su consejero: "Todo es siempre para bien."
El rey llegó a liberar al consejero quien, al escuchar sus aventuras, le señaló que bien que lo había encarcelado porque ya que siempre estaba a su lado y no tenia imperfecciones, lo hubieran sacrificado en el lugar del rey.

LEY: No existen coincidencias, accidentes o suerte (buena o mala). Todo lo que pasa tiene un propósito y siempre sucede para el bien de todos los involucrados. Como dijo Nieztche: "Lo que no me mata, me hace más fuerte". Y como dice un refrán mexicano: "No hay mal que por bien no venga".

La cuestión para ti es de enfoque: te vas a enfocar en lo "malo" que te pasa, o vas a buscar y abrirte a lo "bueno" que trae consigo.

Thomas Michael Powell

¡Sí cambió algo!

 ¡Sí cambió algo!
Un amigo nuestro iba caminando al atardecer por una playa desértica.

Mientras caminaba, divisó a otro hombre a lo lejos. Al acercarse, notó que el lugareño se agachaba constantemente, recogía algo y lo arrojaba al agua.

Una y otra vez lanzaba cosas al océano.

Cuando nuestro amigo se acercó más todavía, vió que el hombre recogía estrellas de mar que se habían clavado en la playa y una por vez, las iba devolviendo al agua.
Nuestro amigo se sintió confundido. Se acercó y dijo: -Buenas noches, amigo.
Me pregunto qué está haciendo.

-Devuelvo estas estrellas de mar al océano. Ve, en este momento, la marea está baja y todas estas estrellas quedaron en la costa. Si no las echo nuevamente al mar, se mueren aquí por falta de oxígeno.

-Ya entiendo- respondió mi amigo -pero ha de haber miles de estrellas de mar en esta playa.

Es imposible agarrarlas a todas. Son demasiadas. Además, seguramente esto pasa en cientos de playas a lo largo de toda la costa. No se da cuenta que no cambia nada.

El lugareño sonrió, se agachó, levantó otra estrella de mar para arrojarla de nuevo al mar y respondió: - ¡Para ésta, sí cambió algo!

DAME SEÑOR...

Dame Señor
        Autor: Padre Ignacio Larrañaga

        Dame, Señor, la simplicidad de un niño
            y la conciencia de un adulto.
        Dame, Señor, la prudencia de un astronauta
            y el coraje de un salvavidas.
        Dame, Señor, la humildad de un barrendero
            y la paciencia de un enfermo.
        Dame, Señor, el idealismo de un joven
            y la sabiduría de un anciano.

        Dame, Señor, la disponibilidad del Buen Samaritano
            y la gratitud del menesteroso.
        Dame, Señor, todo lo que de bueno veo en mis hermanos,
            a quienes colmaste con tus dones.

        Haz, Señor, que sea imitador de tus santos, o, mejor, que sea como Tú quieres:
        perseverante, como el pescador,
            y esperanzado como el cristiano.
        Que aparezca en el camino de tu Hijo
            y en el servicio de los enfermos.
        Amén.

RESPETAR Y AMAR...  



     Respetar y amarAutor: Padre Eusebio Gómez Navarro OCD
  Un hombre tenía muchos deseos de hacer felices a los demás. Le pidió a Dios que le diera algo de su Poder. Dios le dio poder, y el hombre empezó a cambiar la vida de los demás. Pero ni el hombre ni los demás encontraron la felicidad.

Entonces le pidió a Dios que le diera algo de su amor. Dios le dio amor, y el hombre empezó a querer a los demás, y a respetarlos como eran. Y el hombre y los demás descubrieron la felicidad.


Segundo Galilea

Respetar y amar a los otros, aunque ellos no lo hagan. Esta parecía ser la máxima de Martin L. King. Por eso pudo decir: “Pueden hacer lo que quieran…meternos en las cárdeles…lanzar bombas contra nuestras casas. Amenazar a nuestros hijos y, por difícil que sea, les amaremos también”.

Martin L. King, porque amaba a la raza humana de cualquier clase y color, soñaba con un mundo donde fuese posible el amor que él tenía. Un mundo donde reinase la fraternidad, donde cada persona respetase el valor y dignidad del otro, donde a base de fe se pudieran transformar los límites de la desesperación. Aquel día será un día glorioso, “los luceros del alba cantarán unidos y los hijos de Dios exultarán de alegría”.

King no dejó dinero, ni comodidades, ni lujos de vida, pero fue un heraldo de paz, de justicia, de amor. Trató siempre de amar a alguien de servirlo como el sabía. Su vida y su lucha no fueron inútiles, ya que se emplearon en querer a los demás “ y en respetarlos como ellos eran”.

“En esto hemos conocido lo que es el Amor: en que El dio su vida por nosotros (1 Jn.3.16).


Dios te bendiga.






vive para edificar.

Oración Madre Teresa.

ORACIÓN POR LAS SONRISAS - MADRE TERESA DE CALCUTA